Acelga

Acelga

Toda la región adriática junto a la costa está poblada con los habitantes que no pueden imaginar su vida sin acelga. La acelga se aprecia más cuando el joven, cuando sus hojas son delicadas y finas de color de verde claro y fresco, con unos diez centímetros de largo. La planta así de querida se prepara de la manera más simple: se cuece rápidamente, se escurre y se le pone el aceite de oliva encima. Muchas veces se sirve con la patata cocida, a veces se cuecen juntos, especialmente si la acelga ya no es tan joven. La acelga así de preparada se sirve lo más a menudo junto al pescado.

Maja Danica Pečanić

Las nuevas generaciones de los gastrónomos croatas a la acelga la usan de las maneras más imaginativas, a menudo inspiradas con las recetas antiguas, casi olvidadas. Los estrudels salados, los pays con acelga y cuajada, las salsas de pasta que se hacen de la acelga cocida y albahaca, la carne picada envuelta en las hojas de acelga más grandes y preparada en el horno a fuego lento, con la acelga y hierbas aromáticas de relleno para el pescado más grande...