Samoborska kotlovina (Carne preparada en el gran recipiente de metal)

Samoborska kotlovina (Carne preparada en el gran recipiente de metal)

Las sartenes grandes de borde ancho, a veces de dos metros de diámetro se ponen en los recipientes grandes de metal que son generalmente barriles de metal elaborados. En Zagorje, Prigorje y Zágreb y antes que todo en Samobor, ese instrumento gastronómico que se llama kotlovina es un símbolo de alegría, felicidad y placeres culinarios. Cada reunión de las personas de buenas intenciones en abierto es una oportunidad para preparar kotlovina.

 

La receta básica es muy simple y rústica. Las patas de cerdo se fríen o mejor dicho, sueltan la grasa en el caldero, lo más frecuente junto a la cebolla picada. Se baña primero con el agua, después con el vino. A ese consomé después vienen los pedazos de carne, lo más frecuentemente las chuletas de cerdo. El secreto de buen sabor está en la elaboración sencilla y despacia, totalmente contraria a la de la parrilla rápida.

 

Las recetas para hacer kotlovina son muy diversas y a diferencia de la receta básica sencilla, muy complicadas. Cuando se trata de la carne, se usan los chorrizos diversos, el pollo, la ternera, la carne de baby-beef, incluso la carne salvaje. Toda la verdura de raíz, los tomates, los pimientos, las berenjenas, incluso las judías jóvenes o cocidas aparecen en kotlovina. La patata sirve para absorber todos los jugos e incluso las setas aparecen para hacer aún más interesante a la riqueza de sabor. Cuando se exagera en diversidad, los conocedores regresan a la kotlovina autóctona y pura de Samobor.