Mišanca (Las hierbas somestibles que crecen solas)

Mišanca (Las hierbas somestibles que crecen solas)

Para los placeres culinarios eternos en Croacia sería lo suficiente ya lo que ofrece la naturaleza sola para recolectarlo, recogerlo o pescarlo sin el esfuerzo de los cultivadores. Lo más a menudo las comidas de ese tipo son menospreciadas porque los alimentos crecen en abundancia por los prados, los calveros y bosques y por lo mismo en los mercados no alcanzan el precio concreto.

 

Mišanca es un ejemplo excelente para ello. Se trata de las hierbas que crecen solas o salvajes que se recojen en primavera o al inicio de verano, especialmente en las partes mediterráneas de Croacia. A veces estaba compuesta de vente o más hierbas. Su base son los diferentes tipos de cebolla salvaje, algunas hierbas, las flores comestibles y hierbas aromáticas. La preparación de mišanca es un alamnaque de las ideas y habilidades culinarias. Al inicio de la temporada, a los inicios de primavera, mišanca se puede comer fresca, aliñada con vinagre y aceite de oliva. Es buenísima si se añade la sardina limpiada, las aceitunas, las alcáparas y los huevos duros. Mišanca se puede servir también después de verter el agua hirviendo encima con las guarniciones diferentes que después se pueden ampliar a la verdura cocida: las patatas, las habas, los garbanzos, las judias y las lentejas. El pescado puesto sobre mišanca en el recipiente de barro y horneado en el horno pertenece a lo mejor de la gastronomía retando cada día más a las estrellas culinarias en Croacia.

 

La riqueza de las aromas mediterráneas de mišanca, la fuerza de los aceites esenciales contenidas en las hierbas que crecen solas abre los caminos de las interpretaciones culinarias extraordinarias: las tortillas y panqueques con mišanca, la pasta casera rociada con la salsa de mišanca, el cordero joven o la carne de cabra cocida a fuego lento junto con mišanca, la carne de oveja seca o hueso de jamón serrano cocida con patata, pogača (tipo de pan difundido en Balcanes) en el que se ponen las aceitunas y mišanca...

 

Bajo los sinónimos diferentes hay que buscarla en todas las regiones adriáticas pero también en los mercados zagrebienses. Las más especies de hierbas que contenga, mišanca se aprecia más y la sensación de medida entre diferentes tipos de hierbas, según la receta demuestra que se trata de un cocinero excepcional.

Davor Rostuhar / TZG Zagreb

Come como si fueras un local, ¡siéntete un lugareño!

Cada día descubrimos la existencia de una nueva tendencia alimenticia. Sin embargo, existen algunos lugares en los que, durante siglos, se sirven los alimentos cultivados localmente según la temporada y esos lugares son los mercados croatas.