El Capitán y el chef

El Capitán y el chef

La preparación de la comida personalmente mientras está embarcado creará unos momentos especiales para su “familia” a bordo y una ocasión adicional de disfrutar mientras están en el mar en la naturaleza virgen, lejos de la civilización. Aunque la parte fundamental del disfrute en el mar en Croacia incluye la visita a numerosos restaurantes para los turistas náuticos, la preparación de la comida propia en el barco otorga un encanto especial a la navegación. Mientras a la caída de la tarde está sirviendo las delicias de su propia cocina a su estancia en el barco, añadirá una aroma adicional, totalmente personal. Por supuesto, esto tiene sus ventajas y desventajas, porque “el barco no es casa”, pero, según nuestra opinión, el esfuerzo invertido vuelve con intereses.

 

En las embarcaciones pequeñas, ello está limitado tanto por el espacio como por las posibilidades de preparación de alimentos. Por lo tanto, lo más importante es evaluar seriamente las posibilidades y adaptar la elección de comidas adecuadas. Las cocinas de las embarcaciones pequeñas básicamente están limitadas a dos o tres fuegos de gas y un horno de gas. A su vez, la superficie útil de la cocina es considerablemente más pequeña que la de la casa, y lo mismo pasa con la superficie para preparar y cortar los alimentos. No obstante, cuando evalúa correctamente los recursos, entonces puede realizar pequeños milagros en la cocina.

Boris Kačan
Según una regla no escrita, en el barco durante el día prepara una comida seria, y el resto del día preferentemente se dedica al baño, navegación o visitas turísticas, resumiendo, a disfrutar.

Sin analizar la calidad del desayuno o de la ensalada de la comida, eso no lo vamos a incluir en la preparación seria de la comida, sino nos vamos a concentrar en los platos que se cocinan más de quince minutos. Nuestro consejo es que evalúe qué plato requiere más tiempo de cocción y que empiece por él. El tiempo de cocción de ese plato que sea tiempo previsto para la preparación de toda la comida y el resto de las cosas realice mientras. Así optimizará su vajilla, porque posiblemente en ese punto también tenga recursos limitados.

 

Aunque todo cocinillas tienen sus recetas, le aconsejamos que eche un ojo a lo que le rodea. Quizás parte de los ingredientes para su comida o su guarnición está en sus inmediaciones. La costa croata y sus islas son abundantes de plantas mediterráneas, aceites de alta calidad y sorbos de excelentes vinos que, a lo mejor, maridarán a la perfección con su plato. Así tendrá una calidad adicional en la comida que prepara, con el autógrafo auténtico del ambiente, aunque solamente eche un ramito de romero que haya encontrado al lado de su embarcación…


Haga una buena preparación para la comida que planea disfrutar. Corte todo por adelantado y prepárelo como si tuviera un ayudante. Así el espacio reducido del que dispone funcionará mejor. Tiene que cuidar también de cosas difícilmente previsibles, por ejemplo que el viento apague fuego de la cocina o que la olla se salga porque su embarcación se mueva al paso “irrespetuoso” de una mayor que levante olas.

Maja Danica Pečanić
A parte de cuidar de la cocción en sí, en el barco tiene que hacerlo también del servicio. Haga un plan de secuencia de servicio y del uso de vajilla. Así facilitará que los platos estén servidos correctamente y a tiempo.
Steffen Krstinić / I.D. Riva Tours
La planificación de cuantos más pasos por adelantado sea posible, por más complicado que suene, en realidad simplifica máximamente el proceso, previene los problemas y a la postre le permite demostrar su talento culinario. Por ello posiblemente esté leyendo este texto.
Le deseamos a usted y a sus amigos buen provecho.