¿Por qué es la vela el descanso ideal para usted?

¿Por qué es la vela el descanso ideal para usted?

Cada día en el barco es inolvidable

¿Cómo es su día típico a bordo? Eso ciertamente depende del tipo del barco en el que esté, pero también dónde esté. Si está en Croacia, tendrá una ristra de posibilidades de encajar diferentes actividades en el mar en un día inolvidable.

 

Somos de la opinión que la mejor manera de empezar el día es despertando en una de las mil bahías que son reconocible marca del mar croata. Si puede, lávese la cara con un salta al mar y la primera bebida de la mañana tómesela contemplando el fondo del mar turquesa debajo de su embarcación. Así empezará el día de manera ideal. Igual, si tiene que cruzar algunas millas según el itinerario concertado, una de las propuestas es que lo haga de madrugada, así que a la hora del desayuno ya ha terminado con “la necesidad diaria de navegación” y empiece el día de la misma manera, por supuesto, anclado en una maravillosa bahía.

 

Si está amarrado en una marina o fondeadero, aconsejamos que acompañe cuanto antes a los afortunados que ya están en el mar. Si tiene motivos para quedarse en el puerto, proponemos que aproveche las primeras horas de la mañana cuando las ciudades costeras todavía están durmiendo y haga un recorrido fuera del bullicio y el calor.

Vjeko Begović
Tomarse la bebida favorita de la mañana en alguna callejuela de las pequeñas ciudades costeras suele ser muy encantador.

Dedique el resto del día a la numerosas actividades que se le ofrecen en Croacia. Y si es una de las actividades solamente la lectura de un libro en la sombra, bruscamente interrumpida por un salto al mar, ese tiempo es sólo suyo y puede hacer con él lo que quiera. Si quiere “salar” un poco su estancia en la embarcación, tiene innumerables posibilidades a su disposición. Lo que destacamos como un hecho importante es que por la mañana sin embargo el sol es algo más suave así que esta parte del día es ideal para las actividades al aire libre.

Independientemente si le gusta remar en la tabla de surf, esquiar en el agua, escalar desde el mar o tal vez bucear, el momento es antes del almuerzo.
Aleksandar Gospić
Para almorzar, recomendamos que, si pueden, se quede en el barco. Los olores de la cocina casera aportarán un valor adicional a su navegación y ahorrará el tiempo necesario para comer en tierra. Las horas de la tarde son ideales para un buen descanso o para la vela. Los vientos térmicos alcanzan la plena potencia en las horas de la tarde así, que esa parte del día es ideal para surcar la superficie del mar en silencio.

Como el día se acerca a su fin, las actividades van bajando y los momentos del último baño antes de que el sol se sumerja bajo del horizonte siempre son especiales. Añadiríamos que ese chapuzón no tiene que ser el último si guarda entusiasmo para un baño nocturno en el mar caliente, rodeado de plancton brillante… Pero esto es quizás demasiado ambicioso para un día de todas maneras lleno. Se puede dedicar a las actividades “normales” como una cena romántica porque la noche en un barco se pasa fuera.

 

Disfrutar de los manjares suculentos en “la cubierta” en los restaurantes dedicados a los turistas náuticos es una estupenda idea, y dependiendo dónde esté puede elegir la cantidad de diversión nocturna que le apetezca. Eso será difícil de conseguir en el Parque Nacional de Kornati, pero si está cerca de Split o Hvar, con esto probablemente no habrá grandes problemas.

Ivo Biočina
Dicho sea de paso, si no le da tiempo hacer todo lo que quería, no se preocupe, delante tiene un nuevo día.