Hotel Bastión

Hotel Bastión

Ornamento de Zadar

Los lugares llenos de vida siempre son aquellos sujetos a un cambio constante. Es allí donde mejor se aprecia tanto la habilidad del ser humano de adaptarse al mundo inestable, como su voluntad de hacer que el mundo se adapte a él. Zadar, la antigua ciudad-joya del Adriático, es uno de estos lugares.

 

La región de Zadar siempre ha sido conocida por su belleza y sus paisajes, los cuales gozan hoy en día de protección. Son tres los parques nacionales en la vecindad inmediata de la ciudad: Paklenica, Krka y Kornati. El hombre ha habitado esta zona desde la edad de piedra y puede resultar difícil imaginar la fuerza de la marea histórica que ha ido marcando a la gente y al paisaje local. En el pasado, debido a su ubicación geográfica, Zadar fue una ciudad crucial para la defensa, pero hoy en día es un lugar donde se disfruta, relaja y descansa envuelto en los colores del Mediterráneo, un lugar repleto de vestigios de un turbulento y vivo pasado.

 

Son muchos los testigos de la transformación de la original ciudad cerrada y defensiva en la abierta metrópolis del sur. Su baluarte medieval, monumento catalogado por la UNESCO como patrimonio mundial, hoy en día es un adorno de la ciudad y el anfitrión que recibe a turistas de todo el mundo. El gran arsenal, edificación que durante muchos años sirvió de almacén militar, ahora alberga instalaciones culturales polivalentes. El pequeño arsenal, donde antaño se guardaba la pólvora, abre sus puertas al público convertido en centro multimediático. Pero toda esta historia mejor la cuenta el Hotel Bastión. Situado en los restos de una torre entre dos muros de cortina, el Hotel Bastión ofrece una experiencia contemporánea y lujosa en un ambiente donde la historia es palpable, donde se mezclan cambios y contrastes con innumerables oportunidades para explorar los sabores y la artesanía tradicionales. Te enseñarán, por ejemplo, cómo hacer a mano accesorios de cristal y te revelarán los secretos de la elaboración de postres y pasteles según las recetas tradicionales de esta tierra.

Petar Škrlep / Hotel Bastion
Cada huella del pasado, cada historia y cada cicatriz en la piedra es un adorno que habla de la riqueza de experiencias que aquí se pueden encontrar. Y entre tanto tesoro, ocupa un lugar especial el Hotel Bastión, ese ornamento de Zadar.

Contacto

Bedemi zadarskih pobuna 13
23000
Dalmacia - Zadar
Zadar