Martinis Marchi Heritage Hotel

Martinis Marchi Heritage Hotel

Legado que ilumina

Los últimos años del siglo XVII fueron un período oscuro para la isla de Šolta y sus alrededores, con la amenaza permanente del imperio Otomano al este y los cada vez más frecuentes ataques de piratas al sur. Pero entonces, gracias a una familia en particular, se hizo la luz en esta oscuridad.

 

Tres hermanos de la familia nobiliaria Marchi recibieron en 1703 el permiso de la República de Venecia para construir en Šolta un castillo que la protegería del peligro. Esta construcción, acabada en 1708, sirvió bien para dicho fin, aunque la verdadera contribución de la familia Marchi a la isla fue otra ―la visión, la ciencia, el arte y la cultura― la luz traída de los centros europeos de la Ilustración. La biblioteca de Marchi contaba con más de 2700 valiosos tomos que Ivan Petar Marchi trajo personalmente en la época de sus viajes a Venecia y a otras metrópolis europeas. El conde Ivan Petar fue impulsor de la Academia Ilírica, cuyo objetivo era cultivar y desarrollar la lengua croata, así como de la institución benéfica Martinis Marchi, que proporcionaba escolarización gratuita a los pobres de Split.

El castillo y el hogar de la familia Marchi, en el que ahora se encuentra el Martinis Marchi Heritage Hotel, es en muchos sentidos un reflejo del pensamiento avanzado de la casa nobiliaria de los Marchi. La paz y la luz aquí siempre han sido bienvenidas, como demuestran las claraboyas en el techo y un amplio patio soleado. También la visión de los Marchi sigue viva, ya que continúa existiendo una biblioteca llena de volúmenes de conocimiento más reciente y que aquí acuden para hablarnos del arte grandes nombres de la literatura contemporánea. Éste sigue siendo un lugar de luz.

 

Los alrededores del hotel, la encantadora cala Maslinica, la naturaleza intacta y el patrimonio histórico de Šolta y de las islas vecinas, también aportan a la percepción de otros tiempos, más sencillos y a la vez más enriquecedores. La belleza secreta de Hvar, Brač, Vis y Šolta te sorprenderá con sus calas ocultas, intactas y sumamente discretas, cuya ubicación conoce sólo la gente local y que presumen del mar cristalino de color turquesa, de la fragancia de hierbas aromáticas y de la vegetación perenne al sol; con un atractivo sencillo y natural que no ha cambiado durante milenios.

 

También la comida local es así ―el pescado y las aceitunas, el vino y la miel―, ingredientes sencillos y caseros con los que aquí han aprendido a lo largo de los siglos a preparar platos exquisitos y fantásticos. Pruébalos, la miel local ha gozado de excelente reputación desde la Antigüedad.

Marjan Lešić / Martinis Marchi Heritage Hotel
Este mismo toque de una simplicidad enriquecedora, de paz y de contemplación lo encontrarás por todas partes porque Šolta es, al igual que el hotel Martinis Marchi, lugar de una herencia visionaria que ilumina el camino a los demás.

Contacto

Put Sv. Nikole 51
21430
Dalmacia - Split
Maslinica, Grohote