Dalmacia - Región de Šibenik

Dalmacia - Región de Šibenik

De las ciudades reales y fortalezas poderosas, hasta el más mágico parque infantil de la naturaleza– Dalmacia kárstica

Si quiere disfrutar de la verdadera belleza y habilidad creativa de la naturaleza en un solo lugar pequeño y experimentar de la riqeza de los monumentos históricos montando en bicicleta, entonces la región es una buena elección.

 

El espacio es una combinación de la costa de Dalmacia central extremadamente irregular contraria al interior increiblemente rico. Se caracteriza por la diversidad de las tradiciones de las islas (artesanías de corales, producción de esponjas, construcción de los barcos de madera, inventor de los paracaídas, de la corrida de burros etc.) y la costa con las bahías escondidas, playas y pequeños pueblos pintorescos, muchas fortificaciones e iglesias, contrario a la extensión del interior dalmata lleno de manantiales, lagos y ríos, las mesetas ventosas y montañas kársticas- Promina y la montaña croata más alta– Dinara (de 1831 metros).

 

La región para las rutas ciclistas y peatonales tiene la marca exterior Šibenik Bike & Hike y la página de internet www.bikeandhike.hr en la que puede encontrar alrededor de 85 rutas sobre todo tipo de superficies y para todos los tipos de montar de bicicletas. La región tiene signos estardar de las rutas ciclistas según las que está dividida en cinco zonas ciclistas y cada ruta ciclista tiene el signo de número único de 1 a 499. Las zonas son:

1.) Šibenik, Brodarica, Grebaštica, Zlarin, Žirje, Bilice (signos 1 – 99)

2.) Primošten, Rogoznica (signos 101 – 199)

3.) Vodice, Tribunj, Pirovac, Tisno, Betina, Jezera, Murter, Skradin (201 – 299)

4.) Drniš (301 – 399)

5.) Knin (401 – 499)

 

Las atracciones principales de la región son la ciudad real Šibenik, la perla del patrimonio cultural con la localidad de patrimonio mundial UNESCO, con la catedral de San Jacobo, el logro más importante de los siglos XV y XVI en el territorio croata y el Parque Nacional de Krka fundado en 1985 para proteger las cataratas y cascadas calcáreas, de los cañones, lagos e islas y flora y fauna de la bella cárstica más conocida croata,  la del río Krka. El parque se puede ver mejor en bicicleta, accediendo de Drniš de donde es conveniente empezar a explorar los pueblos auténticos pequeños y caminos locales que los unen, por la naturaleza espléndida y miradores hasta los ríos Čikola y Krka con la posibilidad de descanso y refrigerio en los hogares agrícolas junto a las mismas rutas ciclistas señaladas.

Aleksandar Gospić

El manantial del río Krka se se encuentra abajo de la cascada de Krčić sobre Knin y la fortaleza de Knin, y hasta ahí se llega por la carretera de Napoleón con las vistas bonitas a Dinara.

Quienes deseen poner a prueba su propia resistencia pueden confrontar al mayor reto regional de MTB: subir a la cumbre de la montaña Promina en MTB (1148 metros) por la carretera con total de 11 kilómetros de largo con la subida total de 875 metaros y con la prueba de habilidad regresar por el mismo camino.  

 

Skradin es el destino excelente para los ciclistas y amantes de la naturaleza y también un rincón sumamente interesante de esa región. Es una conexión mágica de la historia e impacto de la belleza natural de la fuerza de las cascadas resonantes y de las costas gentiles de Lago de Prukljan, contando con cinco campamentos, un hotel y un hostal y muchas unidades de alojamiento familiar en los apartamentos y habitaciones. De ahi se puede dirigir a la explorar los pueblos pequeños, junto con la pequeña verdadera aventura de cata saludable de los sabores de la región: de los higos caseros, almendras, queso, jamón serrano y aceite.

 

En Šibenik vale la pena pasar por la ruta ciclista circular (de 16,6 kilómetros) por el canal de San Antonio junto a la fortaleza monumental protectora de San Nicolás en la entrada al canal junto con los miradores al mar más bonitos, el archipélago y la ciudad de Šibenik y regresar por Zablaće junto a los lagos Male i Velike Soline, una de las localidades una vez conocidas de los salares de Šibenik.

 

Y las pequeñas ciudades medievales encantadoras como Tribunj o Primošten, ubicados idílicamente en la islita y conectados con el continente por la puente de piedra, tienen sus rutas ciclistas generalmente en el interior, pero también es atractivo conducir por senderos junto al mar. Tribunj se puede conectar bien con Vodice que están cerca hasta Srima que ofrecen una red de 14 rutas ciclistas de carretera y rutas ciclistas de montaña (MTB) adaptadas en mayor parte a los ciclistas aficionados. El orgullo de Vodice es la ruta Orlov krug que desde el año 1999 es el anfitrión de la Copa mundial MTB XCO que es uno de los senderos más atractivos y complicados MTB en Croacia.

Dalmatia Explorer Adventure & Eco Tours

La pequeña ciudad de Primošten es una ciudad en una islita rodeada de siete islas más del mar y en el interior está rodeada de muchos palacios familiares revitalizados, que hoy se dedican a agrotúristismo. El mejor camino para visitarlas es por la ruta circular de carretera Sela ( de 23,8 kilómetros) con las vistas maravillosas a los alrededores y para la combinacción de viaje junto al mar y subiendo hasta el mirador recomendamos la ruta de Plavi pogled (de 26 kilómetros y de 400 metros de la subida total).

Las rutas muy interesantes de todos los pueblos de la costa de esa región son las rutas de las vistas de las colinas cercanas en el interior hasta las cuales se llega por los olivares y viñas, junto a las piedras secas, charcos viejos y "bunjas" (casitas de piedra – refugios) y también conviene visitar la localidad arqueológica Arauzona (Velika Mrdakovica), un lugar muy importante en la carretera romana Zadar – Salona, donde fueron encontradas las partes más valiosas de las vajillas de vidrio coloradas en la superficie de lo que alguna vez fue todo el Imperio romano. Hoy los hallazgos se conservan en el Museo de la ciudad de Šibenik, ubicado en una fortaleza de defensa lo que también llama el interés, igual como la manera de exhibirlos.

 

En la costa se encuentra también la pequeña ciudad de Rogoznica, que también tiene rutas ciclistas azules y verdes. Las azules llevan junto al mar y las verdes van hacia el interior y una de ellas lleva al cabo Gradina, donde se encuentra el lago Zmajevo oko (El ojo de dragón) rodeado con las rocas verticales de 4 hasta 24 metros casi en la mera costa del mar.  Por sus puntos específicos naturales el lago es interesante incluso para los científicos y turistas y de ellas se han contado muchos cuentos y leyendas interesantes.

 

Y al final, esa región tiene unas islas muy especiales: Krapanj – la isla de los buceadores y de producción de esponjas, Zlarin – isla de artesanías de corales, Prvić – la isla nativa del inventor de paracaídas, Murter – la isla con el Museo de la construcción naval y Žirje – la isla popular aislada con alrededor de 12 kilómetros de las carreteras y dos rutas ciclistas marcadas y la más lejana, máritima, la carrera ciclista otoñal llamada Đir na Žir.

 

¡Vaya y siga el ritmo de Dalmacia mágica e íncreiblemente diversa!