Dalmacia - Región de Split

Dalmacia - Región de Split

Riqueza de diversidad y retos para todos los tipos de ciclistas– desde Split, Brač, Hvar y Vis hasta lugares escondidos en senos de Zagora dálmata

La combinación de la poderosa naturaleza y del patrimonio cultural histórico con las huellas imborrables de las civilizaciones diversas, esa es la región de Dalmacia– Split. Empezando solo desde la maravillosa montaña cárstica Biokovo con la cumbre de San Jorge que separa 60 kilómetros de las hermosas playas de canto de la riviera de Makarska, econdidas a la sombra de los pinos, desde los interiores espaciosos dálmatas con las valles en la zona calcárea– en órden  de Cetina, Pag, Vrlika, Sinj, Vrgorac e Imotski.

 

La característica principal de esa región es su corazón, la ciudad de Split, única por su paseo marítimo de piedra siempre viva pero a la vez relajada por el Palacio de rey Diocleciano,  el monumento de la lista de patrimonio mundial de UNESCO, la playa Bačvice y picigin (el juego tradicional en e mar con pelota) y el bosque- parque Marjan, el mirador más bonito a la ciudad y refugio para todos los aficionados que llegan ahí. El protector de Split es la impresionante fortaleza ancestral de Klis, la sede de los duques y reyes croatas Trpimirović desde el siglo IX, hoy en día la localidad de la grabación de la serie cinematográfica „Juego de toronosˮ, mientras que  el cercano Solin, la antigua Salona, el la pequeña iglesia en Gospin otok (isla de la Vírgen) en el río Jadro guarda el recuerdo a la coronación de los reyes croatas.

La región de Split tiene la marca cicloturista Bike Dalmatia con la página web www.dalmatia-bike.com. La región está dividida en seis zonas: la riviera con Split, Omiš y la isla de Šolta, la riviera de Makarska, las islas Brač, Hvar y Vis y Zagora dálmata con Dugopolje, Sinj, Vrlika y Trilj acompañadas por unos mapas de promoción ciclistas con muchas rutas interesantes.

 

En el mapa de Zagora dálmata hay 20 rutas ciclistas en total. Si uno parte del interior hasta las atracciones de los alrededores de la ciudad de Vrlika, hay tres diferentes destinos posibles: el lago de Peruča, Golo Brdo y manantieales del río Cetina. Los manantiales del río Cetina son así de únicos y bonitos gracias a la claridad y el color azul-verde del agua, así que no se los puede perder. Hasta ahí lleva la ruta 571. Hasta el lago Peruča, el tercero lago artificial considerando el tamaño en Croacia con un exterior atractivo y las vistas a Dinara, lleva la ruta 572, y hasta el mirador de Vrlika cercano Golo Brdo- la ruta 573.

 

De Dugopolje es muy interesante la ruta 401 que lleva hasta cueva Vranjača ubicada en el terriotorio de la parte central de la montaña Mosor pero también la ruta 402 Rera Dugopolje por las huellas de tramo de ferrocaril de vía estrecha Split –Sinj. Sin embargo, para el terriotorio de la valle de Cetina, salvo Sinj y la Alka de Sinj, el río más importante es el mayor río de Dalmacia Central el río Cetina, que es la decoración de todos los 105 kilómetros hasta la desembocadura al Mar adriático en el pintoresca ciudad de Omiš. La ruta 451 une las ciudades Sinj y Trilj de modo circular  en el río Cetina independientemente de cual de ellos tome como punto de partida. De Trilj en Cetina se puede ir por ruta circular 502 hasta el riachuelo Grab, los afluyentes pintorescos de Cetina, junto con los molinos de agua construidos tradicionalmente de piedra en su manantial.

Zoran Jelača

Vale la pena ir de excursión incluso hasta Imotski y hacer la ruta circular por los lagos de Imotski y fortalezas Prološko blato, que es un ejemplo típico de la valle cárstica inundada en Dalmacia.

Hay dos lagos– Lago Modro  y Lago rojo , igual como dos fortalezas, Topana en Imotski y Badnjevica entre Proložac y Ričica. De camino hasta Imotski se pasa por Vrgorac, por la ciudad de las fresas, bikla (la bebida alcoholica de vino y leche) y Tin Ujević, donde el hotel Pervan con el pueblo etnológico Kokorići ofrece las rutas ciclistas por las valles de Vrgorac- Bunina, Jezero y Rastok, por la vía napoleónica y por el camino de tabaco.

 

Si regresa por el túnel de Sveti Ilija (San Elías) del interior a la riviera de Makarska,  lo mejor es usar el billete de promoción de esa riviera con seis rutas ciclista de 200 kilómetros de largo en total. Las rutas llevan incluso por las carreteras panorámicas y por las alamedas a lo largo de la costa por los pueblos túristicos de la riviera pero también por los caminos y senderos hasta los que hay que subir por las subidas ásperas y atravesar los descensos de Biokovo de paso por los antiguos pueblos bajo la montaña de Biokovo con las vistas del avión. Por la ruta 240 vale la pena visitar el Parque de naturaleza Biokovo con el Jardín botánico Kotišina mientras que la ruta 241 lleva por la carretera asfaltada en Croacia. Por ella se puede subir a la cumbre de Biokovo – Sveti Jure ( de 1762 metros), la segunda cumbre más alta de Croacia y sentirse como en una carrera ciclista profesional por el país– Tour of Croatia, que con su "etapa de reyes" sube por la montaña Učka en Kvarner ( de 1401 metros).

Splitska luka es paseo o paseo maršitimo hacia la mayoría de las islas dálmatas y la primera es luego Hvar y Vis. En Brač el mapa de las rutas ciclistas ofrece 35 rutas nuevas en todas las partes de las islas de los cuales la ruta 768 lleva hasta Vidova gora (de 780 metros), la cumbre más alta de todas las islas adriáticas.  La ruta 761 lleva al centro de la isla, el pueblo de Škrip, el pueblo más antiguo en la isla junto con el Museo de la isla de Brač y museo de aceite de oliva y la ruta 757 lleva circularmente de Supetra a través de Mirca y Sutivan hasta Ložišće, el pueblo  encantador con el campanario de iglesia más bonito del año 1888 según un esbozo del escultor conocido Ivan Rendić, cuyo orígen es también de Supetar, un pueblo en Brač.

 

El mapa de las rutas ciclistas de la isla de Hvar ofrece 13 rutas ciclistas por las que la isla resulta bien conectada. Las rutas 704 y 705 llevan por la Valle de Starigrad de la lista de patrimonio mundial UNESCO junto con la experiencia única de muchos senderos regulares y parcelas divididas conservadas todavía desde la edad de la antigua Grecia hasta hoy en día. Hay todavía dos rutas más, la más corta 707 y más larga 708 que llevan a la cumbre más alta de la isla de Hvar– Sveti Nikola (San Nicolás) (de 628 metros).

 

Después de Brač y Hvar  se puede planear la visita a Vis o Šolta porque las dos islas son especiales, cada una a su manera. Šolta da la experiencia única de la belleza auténtica cerca de Split y Vis,  una isla aislada en el mar abierto con un ambiente único y conservado por estar cerrado muchos años por causa de ser la base militar por lo que muchos turistas acuden a ver 40 unidades militares abandonadas y para montar la bicicleta en dirección Vis – Komiža.  Ahí se está grabando la película „Mamma Mia 2ˮ.

 

¡Márchese y prepárese para un viaje competamente diferente por Dalmacia!